El masturbador masculino Egg te atrapará como una telaraña y te será difícil escapar de este adictivo juguete. Se envia aleatoriamente.

Con poderosas y diferentes texturas en su interior, este maravilloso juguete promueve diferentes sensaciones durante la masturbación que te llevarán al clímax del placer.

Lleno de detalles, el Huevo Masturbador ofrece placer 360º llegando a toda la región del pene, estimulando principalmente el glande.

El Easy Beat Egg, diseñado en Japón y conocido como "huevo", lleva la masturbación masculina a otro nivel de placer. Similar a un huevo, pelarás el juguete y, tras este proceso, lo encontrarás.
Funciona así: Luego de ser “pelado”, se pone lubricante dentro y se ajusta el pene, como un capuchón elástico. Se puede estirar la pieza hasta la base del miembro, y de ahí se hace la masturbación con las manos sobre ella.

Ahora entenderás su éxito: al ser hueco y tener un agujero en la base, sus penetraciones son profundas y llenas de estimulación que se produce desde el interior, donde se encuentran diferentes texturas que garantizan distintas sensaciones de placer.

Sin contar que su diseño es extremadamente suave y flexible, pudiendo ser utilizado en pareja, durante la penetración, haciendo aún más excitante el momento con tu pareja.

Masturbador Easy Beat EGG (Huevo)

$12.500
Masturbador Easy Beat EGG (Huevo) $12.500
Compra protegida
Tus datos cuidados durante toda la compra.
Cambios y devoluciones
Si no te gusta, podés cambiarlo por otro o devolverlo.
El masturbador masculino Egg te atrapará como una telaraña y te será difícil escapar de este adictivo juguete. Se envia aleatoriamente.

Con poderosas y diferentes texturas en su interior, este maravilloso juguete promueve diferentes sensaciones durante la masturbación que te llevarán al clímax del placer.

Lleno de detalles, el Huevo Masturbador ofrece placer 360º llegando a toda la región del pene, estimulando principalmente el glande.

El Easy Beat Egg, diseñado en Japón y conocido como "huevo", lleva la masturbación masculina a otro nivel de placer. Similar a un huevo, pelarás el juguete y, tras este proceso, lo encontrarás.
Funciona así: Luego de ser “pelado”, se pone lubricante dentro y se ajusta el pene, como un capuchón elástico. Se puede estirar la pieza hasta la base del miembro, y de ahí se hace la masturbación con las manos sobre ella.

Ahora entenderás su éxito: al ser hueco y tener un agujero en la base, sus penetraciones son profundas y llenas de estimulación que se produce desde el interior, donde se encuentran diferentes texturas que garantizan distintas sensaciones de placer.

Sin contar que su diseño es extremadamente suave y flexible, pudiendo ser utilizado en pareja, durante la penetración, haciendo aún más excitante el momento con tu pareja.